¡LA SALVACIÓN VIENE DE DIOS!

Una vez que Jesucristo partió al cielo, la salvación está disponible para el mundo, a través de la fe en Jesucristo y obediencia a la palabra escrita por El Espíritu Santo (la Biblia. 2Tim. 3:16-17).

Pero, Jesús dijo en Mateo 28:19 -20 ID y haced discípulos, a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

La iglesia esta a la espera de está promesa de recompensa por la labor encomendada. Y sera guiada a través del Espíritu Santo. En su amor.

Los tiempos difíciles serán por causa de la venida de Cristo y muchos se arrepentirán. La maldad de muchos será multiplicada y el gobernador de este siglo Satanás tomará el control por poco tiempo siendo visible, como hombre. (6 anos)y estos juicios como en los tiempos del pueblo de Judá en Babilonia, Dios eligió a un remanente que no se contaminara para volver a la tierra prometida y hoy en dia todos los tiempos difíciles que se viven, no son contra los creyentes sino contra los no creyentes, pero sin embargo, como es lógico, éstos también se verán indirectamente afectados; en dar públicamente el mensaje de arrepentimiento para salvación y no sólo estará prohibida la predicación, sino también perseguida Durante este periodo de juicio de Dios sobre la Tierra debido a su rechazo hacia Jesucristo.

Y ¿Cómo protegerá Dios a los cristianos en obediencia? Leamos en:

Apocalipsis 6:1. Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol.

2 Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, 3 diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios.

1. Podemos ver que Satanás conoce la creación, porque estuvo desde el principio, pero tiene límites, no podrá siendo hombre quitar el oxígeno al mundo y sus ángeles poderosos también son limitados para destrucción de los seres humanos y obedecen, cuando Dios se lo ordena.

2. Dios promete que nunca os deberá nada, y no podemos dar más que Dios. Los creyentes conocemos las promesas que debemos poner en práctica para nuestra protección y salvación.

Podemos encontrar estas promesas en Deuteronomio 28, Malaquias 3 el nos da el 90% de todo y nosotros el 10 ,de todo y Mateo 5 al 8 y Rom. Están en las escrituras para nuestra conducta, imitando a Jesucristo y también esta en nuestro corazón y manos el obedecer. Es como un padre con sus hijos, Dios.

¿Podrías pensar, que Dios te debe a ti?

¿Cómo nos protegerá?

Dice: hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios.

3. v. Antes de que venga este tiempo de terror y devastación, los fieles han de ser marcados con el sello de Dios para que puedan sobrevivir. No es que hayan de ser eximidos, sino que están a salvo, para superar la situación.

En primer lugar, hay una advertencia; los últimos tiempos de tribulación están cerca. En segundo lugar, hay seguridad: en ese tiempo de destrucción los fieles sufrirán, pero saldrán a salvo al otro lado porque están marcados con el Sello de Dios. Y en tercer y último lugar, hay una promesa: Cuando hayan pasado por ese tiempo entrarán en la bienaventuranza en la que ya no habrá más dolor ni tristeza, sino sólo paz y gozo.

El Señor te de paz, para obedecer la palabra y todo lo que está escrito en la Biblia.

El hombre se puede sostener con sus fuerzas, pero no, salvarse a sí mismo.

Debe creer en Jesucristo para perdón de sus pecados Y es necesario que aceptes ser guiado por El Espíritu Santo. Rom. 8:14

Bendiciones.